skatepark la magdalena / aviles

Cuatro años de reivindicaciones, una experiencia que no salió del todo bien y muchas reuniones técnicas han dado paso al inicio de las obras de construcción de un ‘skatepark’ en polideportivo de La Magdalena que, por tamaño y diseño, se convertirá en «el mejor de Asturias», según explicaron a LA VOZ varios miembros de la asociación AvilesK8, promotores de la idea.

El planteamiento por el que se ha optado para esta nueva infraestructura deportiva ha sido el de crear un «’skatepark’ mixto». Es decir, una zona en la que se puedan practicar las dos modalidades básicas de este deporte, calle y rampa.

Con una superficie de 1.300 metros cuadrados, un presupuesto de 113.000 euros aportado por el Ayuntamiento de Avilés y un plazo de ejecución de tres meses, el ‘skatepark’ tendrá una «zona mixta» en la que convivirán planos inclinados y transiciones distribuidas alrededor de una pirámide. También habrá una zona más elevada con diferentes módulos de calle en la que se integrarán raíles, escaleras y planos inclinados. La instalación se completa con un ‘bowl’ de dos alturas diseñado para los aficionados a las rampas. «La idea es que puedas enlazar varios elementos de una esquina a otra sin necesidad de bajarte del patín. Está muy pensado para el estilo de skate que tradicionalmente se practicó en Avilés. No sólo incluye zonas de calle, sino también rampas, que siempre han gustado mucho en esta ciudad», explicó Mario García, miembro de la asociación AvilésK8.

La orígenes de este ‘skatepark’, que deberá estar acabado en julio, hay que buscarlos en la segunda mitad de la década de los 80, cuando en Avilés comenzaban a aparecer los primeros practicantes de este deporte. En el año 1989 se inauguró el primer ‘skatepark’ de la ciudad, ubicado en Las Meanas. En esa pista evolucionaron técnicamente muchos jóvenes. Algunos llegaron a convertirse en referentes nacionales e internacionales de este deporte. Otros, simplemente se dedicaron a disfrutar de su afición. Integrantes de ambos grupos decidieron hace cuatro años juntarse en una asociación, AvilésK8, para disponer de más capacidad reivindicativa. «La asociación nació hace cuatro años y tenemos más de 300 socios. La verdad es que el Ayuntamiento siempre nos ha tenido en cuenta a la hora de diseñar este ‘skatepark’», explicó David Fernández, miembro de AvilésK8.

La puesta en marcha de esta infraestructura ilusiona a los integrantes de AvilésK8, que conocen bien los circuitos por los que se mueven los practicantes de este deporte. «La gente de Asturias tiene que irse fuera porque no hay buenas pistas. Hay gente de la región que organiza campamentos llevando a gente por diferentes ‘skateparks’. Y se llenan. Va muchísima gente», afirmó Diego López. De hecho, son muchos los que organizan algunos de sus viajes en función de la calidad de las pistas que visitan. Praga, Móstoles, Sevilla o Bilbao son algunos de los destinos en los que se congregan patinadores llegados de toda Europa.

El potencial del ‘skate’ como deporte ha conllevado también un auge empresarial a su alrededor. Amar Hernández, integrante de AvilésK8, recordó que «ahora hay muchas marcas y tiendas relacionadas con el skate. Sólo en Avilés hay seis comercios. Antes había uno». La ilusión que ha generado la puesta en marcha de las obras del nuevo ‘skatepark’ de Avilés convive con el escepticismo sobre su resultado final. La asociación AvilésK8 advirtió a través de LA VOZ de que «si se hace mal, la inversión, el diseño y el esfuerzo no servirán de nada».

Los miembros de la asociación se han movido para conseguir toda la información necesaria para que el ‘skatepark’ reúna las condiciones que, verdaderamente, lo conviertan en el mejor de Asturias. «Hemos contactado con empresas especializadas que nos han facilitado toda la información técnica necesaria para que el proyecto salga bien y la hemos puesto en manos del Ayuntamiento y de la empresa. Tiene todo lo necesario para hacer una buena instalación. Está en sus manos», afirmó David Fernández.

Existen una serie de cuestiones fundamentales, según AvilésK8, para que la obra sea satisfactoria. «Las transiciones y los radios deben ser uniformes, el cemento debe estar bien pulido y no puede ser abrasivo, no puede haber ‘huevos’ Es una construcción que debe funcionar cuando se patine. Deberían hacerlo lo más parecido al plano posible porque además, así, será seguro», explicó Diego López.

Todos estos detalles son los que, finalmente, decidirán el éxito de la nueva infraestructura. «Es como si hacen una pista de tenis inclinada, ¿quién va a ir a jugar allí?», afirmó Amar Hernández, conocedor de otros ‘skateparks’ mal construidos. «En Oviedo hay uno más grande que este. Pero está mal hecho y no va nadie. Si se corre la voz de que en Avilés hay uno bueno se llenará de gente. De aquí y de fuera»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: